lunes, julio 11, 2011

Dark City

Llevaba un tiempo queriendo ver Dark City, y probablemente la tenga por casa, pero hasta hace poco no vi esta película de 1998. Ha sido hace poco, en La sexta3.
La película de Alex Proyas nos cuenta la historia de John Murdoch, un hombre que se despierta a medianoche en una bañera de un hotel, con amnesia, sin recordar nada sobre si mismo. Pronto descubrirá el cadáver de una mujer a la que pudo haber matado y que es sospechoso de una serie de asesinatos, por lo que mientras intenta averiguar quien es deberá escapar de la policía y de otros perseguidores con extraños poderes ("sintonizar"), Los Ocultos.

Lo que parece ser una película de cine negro, pronto se le suma ciencia ficción, obteniendo una película interesante y un tanto extraña, aunque me ha parecido muy buena. Tiene varios giros en la trama que sorprenden y hacen que la historia cobre cada vez más interés. Quizás no tenga demasiadas escenas de acción ni grandes efectos especiales, pero tampoco los necesita para ser una buena película.

"Una persona con los recuerdos de una vida de asesino ¿continuará matando? O por el contrario, somos algo más que la simple suma de nuestras memorias"

La película protagonizada por Rufus Sewell tiene buenas actuaciones, y secundarios de lujo como William Hurt, Jennifer Connelly y Kiefer Sutherland.

Valoración: 8/10

4 comentarios:

Yota dijo...

La tengo que volver a ver, la vi cuando la estrenaron y lo cierto es que no me acuerdo, pero molar molaba XD

Merrick dijo...

La volví a ver después de Origen, por todo aquello de los paralelismos entre ambas, y me llamó mucho la atención que era verdad, y que Matrix también tenía mucho en común con esta peli.

Pero la verdad es que no me terminó de enganchar, igual que cuando la vi en el cine.

Kikedck dijo...

Yota, buff, hace 13 años o asi, es normal que no te acuerdes mucho,jaja.

Kikedck dijo...

Merrick, pues no le veo tantos paralelismos con Origen, algunos quizás. Y bueno, la verdad es que el ritmo es un tanto extraño, que no es difícil que te lleve a no engancharte...