miércoles, abril 02, 2014

Thanos: Infinito (Thanos Rising).

Totalmente prescindible diría cualquier lector que conozca a Thanos. Jason Aaron y Simone Bianchi nos traen esta historia en la que supuestamente nos cuentan el origen de Thanos de Titán, el eterno enamorado de la muerte y personaje creado por Starlin en los 70, y cuyo creador ya nos contó en numerosas ocasiones lo suficiente del personaje y sobre Titán (cosas que por cierto no se vieron demasiado bien plasmadas por aquí). Creo que vemos que Aaron hace esto por encargo y más que nada para que encaje en parte con la trama de Infinito y por dale más uso al cada vez más solicitado villano tras su paso por la escena de los créditos de Los Vengadores. Algún posible Spoiler a partir de aquí, aunque si no lo leísteis tampoco os habéis perdido mucho.


Pues bien, en esta miniserie nos narran los primeros años de vida de Thanos en Titán (por cierto, vemos a su padre Mentor, pero ni rastro de su hermano Eros), como era un poco tímido e introvertido pero muy inteligente a la vez, y de cómo se empezó a obsesionar con la muerte y como fue empujado a seguir su destino como amante de la muerte por alguien en concreto. También vemos sus años de juventud y cómo logró comandar a una nave de piratas galácticos o cómo aumentó sus poderes. Ahí también tenemos la parte "importante" para el crossover Infinity, y es que Thanos tuvo unos cuantos hijos en su juventud, pero la Muerte le pidió que los matara. En fin, ahí tenéis un elemento que encaja con calzador para lo narrado en Infinito. Al menos se han traído de vuelta a Starlin para que escriba unas cuantas historias de Thanos, al menos ahí se parecerá de verdad a Thanos (no obstante otros autores como con Keith Giffen, Abnett y Lanning o Peter David lo han sabido tratar, pero aquí... como que no, además ese toque de que ese personaje le empuja desde el principio a actuar así no me termina de gustar, además Titán como que le faltaban cosas en el presente). Si se salva algo quizás fuera el dibujo de Bianchi, no me gusta demasiado pero hay que reconocer que podría decirse que es lo único positivo.

Valoración: Personalmente lo encuentro muy prescindible, y hay pocas veces que me arrepienta de la compra de un cómic, pero esta es una de ellas. Suspenso.

No hay comentarios: