viernes, abril 04, 2014

Yowamushi Pedal


Fans del Tour de Francia, Vuelta a España o Giro de Italia, enhorabuena tenéis un manga-anime que trata del mundo del ciclismo de tal manera que Oliver y Benji (Supercampeones o Captitán Tsubasa) ya hicieran en el pasado con el fútbol, o muchos otros mangas y animes hicieran con el baloncesto, tenis, fútbol americano, karate y multitud de otros deportes. 

Un poco por casualidad me he encontrado viendo el anime que adapta el manga de Wataru Watanabe. El anime (que sigue en emisión pero ya os comento una opinión general de la serie) nos cuenta la historia de Sakamichi Onoda, un estudiante que es un otaku y cuando llega a su nuevo Instituto (para hace la versión japonesa del bachiller) espera con ansías unirse al club de manga y anime aunque al no contar con suficientes miembros debe lograr encontrar a más gente. Gracias a su pasión, Onoda recorre 90 km cada semana para ir a Akihabara y comprarse figuritas y blurays de sus series favoritas desde hace años, lo que sin darse cuenta lo han convertido en un ciclista bastante competente sin proponérselo. Su habilidad no pasa desapercibida por uno de los nuevos alumnos, que le reta a medirse contra él en una carrera donde demostrará que pese a las muchas dificultades y menos medios que tenga para correr tiene madera para ser un gran ciclista. Poco a poco el resto de personajes le irán introduciendo en el mundo del ciclismo hasta que le llegue a interesar casi tanto como el anime y tenga ganas de ser tan bueno o mejor que sus compañeros de equipo. 

Onoda es el chaval de gafas.
Aunque siga un poco de manual la típica estructura de manga, con personajes rivales, nuevos retos, personajes rivales amigos, nuevos niveles de habilidades (como las paulatinas mejoras en la bici de Onoda), superación tras superación, no deja de ser entretenido y cumple como serie de deporte que te llega a gustar aunque no seas un fan del ciclismo. 

Valoración: 7/10

No hay comentarios: