viernes, junio 13, 2014

Entrevista a Paco Hernandez y Daniel Cardiel por la publicación de "The Cartoonist"

Hoy por fin sale a la venta la novela gráfica "The Cartoonist", escrita por Paco Hernández y dibujada por Daniel Cardiel. Por este motivo y gracias a la colaboración de sus dos autores he podido hacerles una pequeña entrevista para que podamos saber un poco más sobre este cómic.

¿Cómo surge este proyecto? ¿Desde cuándo tienes en mente que quieres realizar esta historia y a raíz de qué motivo?

Paco: Todo surge a raíz de una larga baja que tuve que coger y, cuando ya no sabía que leer, y a pesar de que odio las biografías me enzarcé en la de Will Eisner. Me enamoró en la primera página. Si te soy sincero no sabía nada de la vida de este hombre: cómo se formó, cómo hacía negocios, cómo consiguió los derechos de sus personajes, etc. nada, no sabía nada. Y, de repente, me encuentro con que estoy leyendo las biografías y demás artículos relacionados con Jack Kirby, John Buscema, Stan Lee, Harvey Kurtzman, Al Prat, etc. 

Sin embargo, todo comienza con Eisner. Eisner tenía un hijo, John, al que únicamente se le menciona una vez en uno de los libros, y ahí dejé volar mi imaginación. ¿Te imaginas que tu padre fuera uno de los historietistas más famosos de todos los tiempos? ¿Por qué no se le menciona? Me daba mucho miedo y tampoco creía estar preparado para contar la vida de todos los historietistas, así que utilicé a John, lo convertí en Peter en mi mundo y cogí el denominador común de todos esos dibujantes y creé a Jacob Simmons para, mediante una historia entre un padre y un hijo, dar a conocer detalles sobre los historietistas a los que el comic book los ha convertido en una leyenda. Quería, y quiero, poder transmitir al menos una parte de lo que he aprendido documentándome estos últimos dos años y hacer ver que ser dibujante de cómics es una profesión dura y que exige mucho esfuerzo pese a que se realice con cariño, si es que es el caso.

¿Podéis hablarnos de cómo os conocéis y de vuestras primeras colaboraciones?

Paco: Yo conocía a Dani a través de Cool Universe, colaboramos en un par de relatos y luego ya sólo manteníamos relación a través de las redes sociales.

Dani: Nos habíamos visto al menos una vez en persona, pero sobre todo manteníamos contacto online, así que los dos conocíamos más o menos el trabajo del otro. La verdad, la sinopsis de The Cartoonist que me pasó Paco me encantó, pero en cuanto leí Rosa y Javier comprendí la suerte que había tenido.

¿En qué momento piensas en Daniel como el dibujante idóneo para esta historia?

Paco: Estaba desesperado porque no encontraba dibujante e incluso puse un anuncio en twitter y se me llenó el mail de gente muy, muy buena, pero cuyo estilo no casaba con lo que buscaba y se me partía el alma tener que decir que no. Entonces Daniel contactó conmigo y me ocurrió igual que con José Ángel Ares, no conocía otro estilo aparte del que veía en Cool Universe y los Ultomates. Le mandé una página del guión y en nada me la devolvió. Sólo ver la primera viñeta, donde aparece el minibús lo llamé y le dije que perfecto. No sólo había dibujado lo que pedía sino que había ido más allá, su estilo y su narrativa casaban con lo que buscaba.

¿Por qué decides que el protagonista sea alguien ajeno al mundo del cómic? 

Paco: Por varios motivos. El primero de todos es porque necesitaba a alguien bastante alejado de lo que es el tebeo y lo que le rodea para sentar una base sobre esa “manía” o reticencia a la hora de decantarse por leer un cómic. Siempre intento evitar los clichés pero esta vez he revestido algunos de ellos para identificar esos momentos o esa negativa a leer tebeos o llamar “friki” de forma despectiva a todo lo relacionado con ellos cuando, en realidad, estamos hablando de una manifestación artística que se desarrolla en multitud de trabajos la mar de respetables y que necesitan de una gran dedicación por parte las personas que los ejercen. Por otro lado, hacer un tebeo dedicado sólo a los tebeos no me parecía adecuado en esta ocasión. Si intentaba transmitir una idea, un modo de vida, un tipo de trabajo y cierta realidad vivida en la segunda mitad del siglo pasado no necesito contarlo sólo a aquellos que ya lo conocen sino ir más allá, a aquel público que no lee tebeos. Por eso la historia tiene una trama central basada en la relación entre un padre y un hijo.

¿Os planteáis desde un principio hacer la historia en blanco y negro?

Paco: No, la idea era hacerlo en bitono, como en “Rosa y Javier”. Sin embargo, a medida que el trabajo de Daniel avanzaba, me gustaba tanto el juego de sombras que utilizaba que creí que el bitono lo estropearía. Se lo comenté a él y… ¡estaba de acuerdo conmigo! Después se lo comentamos a Paco Camarasa, nuestro editor, y también estaba de acuerdo. Por otro lado, la historia de Jacob Simmons era un homenaje al trabajo de Eisner y también fue decisivo a la hora de eliminar el bitono.

Dani: Reconozco que al principio me preocupó un poco el tiempo extra que supondría el bitono, pero tras hacer unas pruebas, más allá de quedar bonito, no terminaba de aportar nada a la historia. Además yo siempre planteo la página (volúmenes, sombras) como si no fuera a llevar color, supongo que por mis autores favoritos. Al final arrastramos la apuesta hasta la portada; para mí lo hace todo muy coherente, no sólo estéticamente sino por la presencia póstuma de Jacob Simmons en todo el libro.

Debido a su historia, escenarios y temática, ¿pensáis intentar publicar este cómic en Estados Unidos u otros países? ¿Os imagináis en unos años presentado el cómic en la Comic-Con de San Diego?

Paco: Me encantaría, no sólo porque sería un sueño hecho realidad sino porque lo haría en base al mismo objetivo que aquí, aunque en Estados Unidos son más conscientes de tal generación y lo que supuso. Si te dijera que no me lo he imaginado te mentiría, al igual que me imagino cada día que me toca la primitiva jejeje. haremos lo posible por publicarlo en otros países.

Dani: Ir a la Comic-Con como autor no sería un sueño hecho realidad, porque ni siquiera he llegado a soñarlo. Quién sabe...

¿Cómo ha sido la compaginación entre tu trabajo y la novela gráfica?

Dani: Difícil. Al principio me lo tomé con calma y equilibraba en mi tiempo libre ocio y dibujo, pero hacia la mitad del libro tuve que subir el ritmo porque la historia se hacía más densa y podía retrasarme mucho. Como siempre ocurre, todo lo malo se junta, y las últimas páginas coincidieron con jornadas laborales de 12 horas (más algún fin de semana), pero también estaba muy estimulado y el dibujo no se resintió. Y no viene mal descubrir que tienes más resistencia de la que pensabas.

¿Cómo se deciden inicialmente los diferentes estilos que usas en esta historia? ¿Cómo ha sido el cambio de tomates a personas reales?

Dani: Desde el principio Paco me dejó claro que tendría que dibujar al menos con 2 estilos, el mío propio con un toque "a lo europeo", y otro más superheroico para las páginas dibujadas por Jacob. Lo cierto es que en seguida vimos que habría dibujos de Jacob de al menos 3 épocas distintas (años 60-70, años 80 y años 90), para lo que Paco me propuso trucos como usar tramas, prescindir del sombreado, o "descuidar" la anatomía. Al final fue un mix de todo eso más estudiar ligeramente la narrativa y entintado de cada época.

Pero además acabé aplicándolo a otros fragmentos, como los flashbacks. Paco me propuso narrar ciertos hechos del pasado con un toque a lo Eisner (viñetas sin marco que se mezclan), y al final me lancé e intenté que cada época recordara a los cómics de su momento (hazañas bélicas, underground, romance), aunque fuera sutilmente. 

En cuanto a dibujar tomates con atributos humanos o dibujar personas, es básicamente lo mismo, lo digo totalmente en serio.

¿Qué autores te han influenciado más a la hora de dibujar esta historia?

Dani: En general he intentado tirar de recursos propios (o más bien, de mis influencias ya afianzadas). Para el estilo general miré algunos cómics de Paco Roca, pero en seguida vi que no tenía ningún sentido (porque es un demasiado bueno, y porque mi trazo es casi opuesto), así que me fui hacia lo mío, el cómic americano, que de todas formas era lo más adecuado. Para las distintas etapas de Jacob ojeé páginas de Frank Miller (años 80), el storytelling de Alan Davis (años 90), o directamente busqué referencias concretas.

¿Qué tipo de técnicas, materiales y proceso de dibujo has usado para la realización de laspáginas? ¿Cuánto te ha llevado dibujar cada página aproximadamente?

Dani: Soy muy básico: lápiz azul, tinta con rotulador tipo Rotring, algún efecto con rotupinceles, y retoque por ordenador. Al principio apenas tenía páginas originales completas, pero poco a poco empecé a trabajar más los storyboards, de forma que podía imprimirlos en azul y detallarlos después. Para las referencias fotográficas precisas (ciudades, la Comic-Con) utilicé un truco que le vi a Roca en una exposición: Montar la foto en la página, imprimirla en azul clarito, y trabajar lápiz/tinta después. Por si no ha quedado claro, no siento ninguna vergüenza por usar trucos, si al final el cómic se lee bien y mantiene un tono coherente.

En promedio hacía unas 3 páginas por semana; hacia el final dibujaba mucho más deprisa pero las páginas eran más densas (y reconozco que me recreaba un poco más), así que tardaba lo mismo.

¿El diseño de cada página venía preestablecido en el guión o has tenido libertad para plasmar el guión de Paco?

Dani: El diseño completo no, pero a Paco le preocupa mucho el ritmo y la narración, así que fija el nº de viñetas y su contenido, y en ocasiones también la forma y el tamaño de algunas, sobre todo cuando busca un efecto narrativo concreto.

La verdad, lejos de sentir limitada mi creatividad, disfrutaba mucho dando mi propia versión de lo que me estaba pidiendo. Me gusta mucho darle la vuelta a todo, y al igual que Paco pienso que hay que mantener al lector enganchado, así que me esforzaba en hacer muy dinámicas las páginas y que respiraran bien. Si lograba sorprender a Paco, eso acabará beneficiando al lector.

¿Alguna inspiración concreta para el diseño de personajes? ¿Vamos a ver muchos cameos del mundo del cómic?

Paco: Sobre los personajes le pasé a Dani una pequeña descripción de los mismos, pero lo justito para diferenciarlos, el resto del desarrollo ha sido todo suyo. En cuanto a los cameos, os vais a hartar, la novela gráfica está llena de ellos. Y no sólo cameos, también frases, discursos conocidos. Como he dicho anteriormente, Jacob Simmons es un pupurri de más de una docena de autores conocidos y, en él, veréis una parte de todos ellos. Además, Dani ha hecho un trabajo estupendo en cuanto a los retratos. 

Dani: En cuanto a los protagonistas, a excepción de Conrado y Rebeca, tiré de mi imaginación y de las descripciones de Paco (aunque no siempre las leí con atención, pero me perdonó los cambios, jeje). Es mejor diseñarlos como deberían ser que forzar un parecido, y además así resultan más esquemáticos y fáciles de repetir. Por ejemplo, a Peter, el protagonista, por la época y profesión, lo identifiqué rápidamente con un tipo de la Generación X (no el cómic, sino la “tribu” de los 90), de ahí la chupa de cuero y ese aire de rebelde aburguesado.

¿Te planteas dedicarte profesionalmente a tiempo parcial al mundo del cómic?

Dani: En estos momentos no puedes plantearte ni si tendrás algún tipo de trabajo el próximo año, y tal como está la industria del cómic no te quiero ni contar... Pero sí, quiero hacer otro cómic.

¿Tenéis ya pensada alguna colaboración futura?

Paco: Le planteé a Dani una idea, así que algo hay. La retomaremos cuando los dos tengamos algo más de tiempo.

Dani: Ahora hay que mover The Cartoonist y ver cómo reacciona la gente, así que no me planteo ningún proyecto a medio plazo. Pero tengo claro que vamos a hacer más cosas juntos... Bueno, al menos hasta que Paco gane el Eisner, se endiose y me considere poca cosa (risas).

¿Qué tipo de extras podremos ver en la edición vuestra novela gráfica?

Paco: Pues justamente preguntamos en las redes sociales si los lectores preferían extras, y la respuesta de la mayoría fue que sí, siempre y cuando tuvieran que ver con el tebeo. Así que os vais a encontrar con dos tipos de extras: una primera parte dedicada a todos los cameos, frases y demás secretos del tebeos en un extra que justamente se llama así “Los secretos de The Cartoonist”, por si algo se os pasa de largo. La otra parte es para que veáis el proceso creativo de Daniel, algo que siempre es una gozada poder ver.

Dani: Hablando como lector, yo he disfrutado como un enano con Los secretos de The Cartoonist, es justo lo que me gusta encontrar unos extras, no un pegote sino un complemento que aporta información.

Para finalizar, ¿podríais decirnos unas palabras para convencer a nuestros lectores de que lean vuestra historia? ¿qué diríais que hace especial a “The Cartoonist”?

Paco: The Cartoonist se ha escrito y dibujado con amor y pasión, amor hacía una generación a la que todos adoramos pero sobre la que, en muchos casos, sólo apreciábamos si habían dibujado bien o no lo que queríamos leer, sin tener en cuenta, no sólo el proceso creativo que ello conllevaba sino el entorno (época, compañeros, empresa, familia…) en el que se desarrolla pero, además, muestra el tebeo en todo su espectro, maneras en las que estamos seguros os sentiréis identificados de una forma u otra a través de Peter y sus recién conocidos amigos.

Dani: Es una gran historia, emociona, engancha muchísimo, divierte y habla del cómic de forma muy accesible. Los personajes me encantan y ha sido una gozada dibujarlos. Y además está repleto de detallitos frikis para que los lectores habituales se lo pasen pipa. Ey, y hay Ultomates escondidos.


Muchas gracias a los dos y la mejor de las suertes con vuestra novela gráfica. Y vosotros lectores,  a ver si os animáis a echarle un vistazo. Aquí tenéis la ficha en la web de Edicions de Ponent.

4 comentarios:

Daniel Cardiel dijo...

Gracias por la entrevista, fueron muy buenas preguntas!

Kikedck dijo...

¡Gracias a vosotros por responderla! A ver si sirve para que más gente se anime a leer The Cartoonist ;)

Kikedck dijo...

¡Gracias a vosotros por responderla! A ver si sirve para que más gente se anime a leer The Cartoonist ;)

Daniel Cardiel dijo...

Seguro que sí ;-)