miércoles, noviembre 12, 2014

El azul es un color cálido

El mes pasado leí la obra de Julie Maroh, cómic adaptado por la película La vida de Adele (que aún no he visto).

Clementine es una adolescente sin problemas. Llega del campo para integrarse en un instituto en el que se siente a gusto. Un día se cruza en la calle con una pareja de chicas. Una lleva el pelo teñido de azul, y le sonríe, mientras Clementine baja la vista. A partir de este preciso momento todo va a cambiar para ella: su relación con sus nuevos amigos, su sitio en la familia, sus prioridades… y sobre todo su sexualidad. Es difícil saber qué aspecto tiene el amor. A veces duele y siempre hay obstáculos en el camino. Pero un calor inabarcable se instala en el estomago, que te hace vibrar y te empuja a superarte.

La historia nos cuenta los primeros años en los que Clementine, una joven adolescente francesa, empieza a reconocer su condición sexual, y su extraña obsesión con una chica que vio un día por la calle y que pronto se convertirá en el amor de su vida. Es una historia de amor y de la aceptación de uno mismo, ambas partes son centrales en esta historia. 

La autora nos narra la historia a través de los diarios de Clementine, de sus experiencias y pensamientos el desarrollo de su relación con Emma, que aunque termine de forma trágica merece la pena recorrer. 

Del dibujo de Julie, es sencillo y un tanto personal que ayuda a narrar esas escenas cotidianas y a transmitir la emotividad de las escenas y de los sentimientos de las protagonistas.

Valoración: 8/10

No hay comentarios: