viernes, marzo 20, 2015

Agent Carter

Estos últimos días he podido ver la primera temporada (y espero que no sea la única) de la serie protagonizada por Peggy Carter, lo que lo convierte en una especie de sucesora y secuela de la primera parte del Capitán América donde podremos ver muchas de las cualidades que convirtieron a la película en una de las mejores de Marvel. Si a su vez asistimos a los orígenes del universo marvel cinematográfico mejor que mejor. Para los que queráis adentraros en los orígenes cambiantes del personaje en los cómics os recomiendo que os leáis este artículo (en inglés), como supongo que gran parte de los lectores, estoy bastante familiarizado con el personaje de Sharon Carter (la hermana, sobrina o sobrina-nieta de Peggy), quien acabaría siendo el principal interés amoroso de Steve Rogers desde que lo encontraran los Vengadores.

Volviendo a la serie, la cual en ocho episodios nos cuenta una historia que nos lleva a la guerra fría y a la vida de Peggy trabajando como la única mujer en lo que será el embrión de la futura Shield. Varias de las más peligrosas invenciones de Howard Stark han sido robadas, por lo que todos piensan que el mismo Stark lo ha fingido para venderlo a los enemigos de Estados Unidos. Howard confiará en una infravalorada Peggy para que descubra a los verdaderos ladrones y descubra a Leviatan, una organización que no tiene mucho que envidiarle a Hydra (quizás el cubo cósmico). Para ello contará con la ayuda del mayordomo de Howard, Jarvis (el mayordomo de los Vengadores de toda la vida), ya que tendrá que esconder su investigación paralela a sus compañeros de la agencia, quienes en resumidas cuentas solo ven en ella a una secretaria incapaz de hacer otra cosa que rellenar papeles o servirles café (cosa que irá cambiando un poco al menos con algunos compañeros concretos).

Tengo que decir que me ha encantado, ha sido breve pero con tiempo suficiente para contar su historia, con cameos de unos cuantos personajes de la película del Capitán América (Dum Dum Dugan, Howard Stark por ejemplo) y sobre todo destacaría la relación de Peggy con Jarvis, sin duda uno de los puntos fuertes de la serie, además de destacar la interpretación de ambos, con una química que sería imposible no soltar alguna carcajada al ver sus aventuras. Creo que no hay duda que esta sucesora espiritual de las aventuras del Capitán América y sus aliados en la segunda guerra mundial se merece una segunda temporada, más aún con ese final que sigue enlazando con el Soldado de Invierno. 

Valoración: 8.5/10

No hay comentarios: