miércoles, septiembre 30, 2015

Entrevista a El Torres

Hace un par de meses tuve la oportunidad de entrevistar a Juan Antonio Torres "El Torres", guionista de obras como El Velo, El Bosque de los Suicidas, Nancy in Hell o la reciente "El Fantasma de Gaudí".



Comienzas dibujando Fanzines en tus inicios, ¿querías ser autor completo en un principio o siempre tuviste claro que lo tuyo era escribir? 

Quería dibujar y escribir, pero no dibujaba tan bien y tan rápido para todas las cosas que tenía en mente. Lo que me gustaba era contar historias, entonces si dibujando no me salía bien, buscaba a alguien que dibujara un poco mejor.

Qué parte del proceso creativo prefieres más ¿la creación del cómic o su edición? 

Yo no soy editor de vocación como pueda ser Ricardo Esteban, yo soy editor por circunstancias, por poder publicar en EEUU, si no lo hago yo y no lo hago ahora, no lo hago voy a hacer nunca, lo que me permite tener todos los meses al menos dos historias mías. Todas las cosas asociadas a la edición me cuestan una barbaridad. En cuanto a la escritura hay partes que me cuestan más y otras que me cuestan menos, pero lo disfruto muchísimo más. Por ejemplo, el próximo cómic que voy a sacar con Dibbuks, El Fantasma de Gaudí, he tardado como dos años en escribir el guión porque me ha costado mucho, ha sido un guión muy complejo, con muchos crímenes y localizaciones reales con cosas que debían ser muy realistas y no quería meter la pata. Otros como Bribones, que es Fantasía y no requieren documentación, en una tarde puedo escribir un guión. 

¿Qué te llevo a crear Amigo Cómics? ¿Te es más fácil que publicar a través de IDW o Image? ¿Cómo ha respondido el publico americano? 

Surge en un momento en que mi nombre estaba circulando en diversos círculos, no solo en el de cómic, sino también en el cine (por la adaptación de El Bosque de los Suicidas). IDW o Image me editan un cómic o dos como mucho al año, y yo quiero contar más historias y sacar más cómics. así que le pregunté a Diamond si podía crear mi propia empresa radicada en España y con creadores españoles. Dijeron que sí y fue un año de mucho trabajo para hacerlo posible, pero lo conseguimos. La verdad que hay días que pienso en que berenjenal me he metido pero no me arrepiento de ello. 

El público americano es mucho más receptivo que el europeo en cierta manera. Si te acercas con honradez y dejas claro que ofreces terror o fantasía alocada, su público objetivo se va a acercar sin ese prejuicio de "¿este tío quién es?". Celebraban curiosamente "esta gente de amigo de Amigo Comics, cool, cuantos más mejor", da una sensación de ser bienvenido y de que hay un espacio para todos.

En EEUU publicas directamente con Amigo Cómics aunque en España lo haces a través de Dibbuks o Aleta. ¿Por qué no hacerlo directamente aquí también? 

El mercado americano es mucho más fácil para mi, lo tengo mucho más controlado. El valor, el cerebro y la capacidad matemática para montar una editorial en España no la tengo. Me resulta mucho más fácil delegar los derechos a Dibbuks o Aleta. Hay cosas muy curiosas como el segundo número de Nancy in Hell está publicado en Aleta y el primero en Dibbuks. La verdad es que estoy muy contento en Dibbuks y Aleta, aunque también haga otras cosas como para Norma, que también me tratan de forma maravillosa. 

¿Te has documentado mucho para las obras que se desarrollan en otros países como EEUU o Japón? ¿Cuál es tu proceso de documentación? 

El Velo lo escribí primero en inglés, me documenté mucho sobre de la manera de hablar de allí ,expresiones muy típicas de Maine, cosa que en español se pierde. Gabriel se documenta de una manera abismal. Algunas de las primeras criticas decían cosas como “se nota que los autores son de allí”. Con la documentación tienes peligro de perderte, hoy tenemos la mayor biblioteca del mundo, ahí está internet para lo que queramos, donde podemos encontrar cualquier cosa, si yo quisiera hacer un cómic sobre un cultivador de berberechos, puedo saber cómo se cultivan a un par de clicks. Hay que cortarte en la manera de plasmar toda tu documentación en la historia, no podemos olvidar que estamos contando una historieta. Me ha pasado en ocasiones que me ha apasionado tanto un tema y he intentado meter información con calzador, hay que concentrarse en la historia que es lo importante, el resto es la salsa de la carne, sí, está más rica y te gusta más, pero hay que centrarse en la historia. También recurro a libros, con Tambores, me documenté mucho sobre santería, y al final no puedo decir que lo sé todo sobre el tema, pero tengo cierto conocimiento, y ahora a ver como me lo salto a la torera para ver como encaja mejor en la historia. 

¿Cómo te sientes al ser un guionista español publicando en un mercado donde rara vez se ven guionistas cuya lengua materna no sea el inglés? 

Me siento un poco mejor recibido cuando voy fuera que aquí. A ver, por parte de los lectores no, me gusta porque te reciben muy bien, hablas con ellos y puedo estar un rato de charla y comentar que me parece tal tebeo con ellos. Por otro lado no termino de comprender los cánones por los que se mueve la industria española. El lector americano suele entender perfectamente que no soy nativo inglés y mi inglés tiene imperfecciones y aunque tenga un editor que lo corrija, se suele escapar algún gazapo, pero lo suelen pasar por alto. Por ejemplo en uno de los primeros números de Nancy in Hell era “voy a descansar aquí” y era “lie” de mentira (y tumbarse), y el gazapo se le pasó al editor, y un reviewer comentó el error, comprendiendo que no era nativo, y lo que importa es que comentaba que el cómic estaba muy bien, que es lo que interesa. 

¿Escribes tus guiones primero en inglés o en español? 

Depende, por ejemplo con Gabriel escribo primero el guión entero y como somos españoles nos entendemos mejor en español. En Rogues por ejemplo doy un guión en español muy descriptivo de planos y viñetas y lo que hacen los personajes, pero los diálogos si que los suelo escribir en inglés. Hay cosas que por ejemplo no puedo hacer, en Bribones para presentar a varios personajes hacía referencia al estribillo de la canción de Dragones y Mazmorras de aquí, pero cuando busqué la canción original era solo música, así que tuve que escribir una frase para salir del apuro.


¿Cuándo escribes tus guiones tienes en mente posibles adaptaciones a otros medios como Televisión o cine? 

Roman Ritual, que va sobre posesiones, está recibiendo interés, y el Bosque de los Suicidas va a ser adapatada. Tenía ese miedo, cuando . A ver si voy a escribir directamente para películas y se va a notar. Son lenguajes muy diferentes. Quizás lo que haga que sean más o menos adaptables es que son historias con un principio, un nudo y un final, aveces más o menos abierto, historias conclusivas que últimamente no lo vemos mucho en los cómics. Muchos lectores que no leen cómics habitualmente, como los de la feria del libro de Madrid, se acercan después de leer algún cómic mío y vuelven diciendo "quiero leer más". Ya he cumplido bien mi labor de contar una historia y entretener. No quiero escribir historias para que las adapten, porque lo haría fatal. 

Influencias principales en cuanto a películas y libros de terror? 

Soy muy fetiche de John Carter, es una persona que tocaba todos los géneros desde el terror puro y duro, la fantasía, como en golpe en la pequeña China, su episodio en Masters of Horror. Su manera de narrar siempre me ha gustado mucho. 

En cuanto a cómic me gusta mucho la manera de enfrentarse a las historias de Alan Moore, lo mismo no me parezco en nada, pero enfrentarse a las historias como algo vivo y mutable me gusta mucho. 

También Stephen King, cuando era un crío me leí en una noche Salem's Lot. Años más tarde me pasó algo parecido con IT. Me gusta mucho como te presenta personajes y un entorno cotidiano y ese elemento extraño que lo perturba todo, y como presta atención a pequeños detalles, son personas de verdad, les da verosimilitud. 

Algún género diferente a los que ya has tocado que te gustaría escribir algo en el futuro? 

Me gusta mucho la fantasía y el terror. Ahora con Fantasma de Gaudí tengo un thriller serio y policíaco aunque con su elemento sobrenatural. Me gustaría volver a escribir humor, pero solo humor, como Mortaledo, porque lo considero que es muy difícil, el terror es fácil porque a todos los seres humanos nos asusta lo mismo más o menos. Pero el humor cambia de país a país.

¿Con qué dibujantes españoles te gustaría trabajar? 

Montones, montones, me hago fan de la gente con mucha facilidad. Realmente hay tanto talento por ahí, podría hacer historias con casi todos, cada uno en su fuerte. Ahora mismo no sé, pero algunos como Guarnido, que como dibujante es lo máximo. O gente con gran conocimiento de la historieta como Carlos Pacheco, o gente no tan conocida como Sergio Davila. 

Recomiendanos un cómic tuyo para alguien que empiece a leer tu obra y otro cómic de otro autor. 

Todo el mundo suele recomendar el Bosque de los Suicidas o El Velo. Yo os recomendaría Tambores es ese pequeño tebeo que escribe uno y que nadie dice que está mal ni mucho menos, pero es el cómic que nadie le presta demasiada atención, y le tengo cariño por eso. Es una historia auto conclusiva, tiene mucha documentación, dos documentos estupendos, como Abel García, y portadas de Raúl Allén. Hay mucho de mí en lo que es Tambores. 

Por ejemplo, de Dibbuks, El Infierno del Dibujante, me parece una declaración de amor al tebeo, ese medio que parece que hay muchas pasiones, nos estamos apuñalando unos a otros, pero a todos nos encantan los tebeos.

Muchas gracias por la entrevista.