martes, septiembre 01, 2015

Especial 10º Aniversario, Firma Invitada de Alex, de Zona Boom: Doctor Who, el día del Doctor

Como parte de la celebración del décimo aniversario del blog tenemos la primera colaboración. Alex de Zona Boom nos habla del especial del 50º aniversario de Doctor Who, "El Día del Doctor", ¡Muchas gracias Alex!

Tras la séptima temporada de ‘Doctor Who’ tocaba celebrar el 50 aniversario de la creación de la serie y del personaje, y conociendo a los responsables de la misma y que medio siglo no es moco de pavo, la celebración no podía ser nada anecdótico. Así pues, nos llegó ‘El Día del Doctor’, un especial situado entre la séptima entrega de la nueva etapa y el capítulo especial de navidad que llegaría antes de la octava. Había mucho hype y expectación por este episodio de más de una hora de duración, por lo que el Doctor no podía defraudar. ¿El resultado? Un homenaje a la serie brillante en muchos aspectos y bastante emocionante.

Lo más llamativo y lo que más atraía a los fans era, sin duda, la reunión de dos grandes Doctores de los últimos tiempos, como son el décimo y el, entonces actual, undécimo. O lo que es lo mismo, los interpretados por David Tennant y Matt Smith respectivamente. Su reunión resulta muy divertida, y aunque no es completamente necesaria para el desarrollo de la trama, sí que lo es para los grandes momentos que deja su interacción. Ambos actores están una vez más fantásticos, y sus diálogos, conversaciones y pullitas son un verdadero lujo. El especial podría ser entero una conversación entre ambos (o los tres, ahora hablaremos del tercero en discordia) alrededor de una mesa y sería igualmente estupendo.

Pero el verdadero protagonista de este especial, es aquella misteriosa versión que ya vimos al final de la séptima temporada, la que es realmente la novena reencarnación, denominado 'El Doctor Guerrero', el que luchó en la Guerra del Tiempo. En este episodio conocemos a esta versión, descubrimos qué tuvo que hacer y por qué las versiones posteriores le dieron de lado. Gran trabajo de John Hurt, que nos ofrece un Doctor serio y austero, pero con un matiz igualmente agradable y hasta tierno (su interacción con Clara deja ver esta faceta). Es una versión compleja, que carga sobre sus hombros con una culpa por lo que ha hecho y hará, por la difícil decisión que ha de tomar, y por ello llegamos hasta sentir lástima por él incluso. Afortunadamente, esta vez no está sólo y cuenta con la ayuda de las dos reencarnaciones antes mencionadas. Así pues, Hurt se une a los otros dos, formando un trío de nuevo genial, y con mucha química entre ellos. En serio, no lo diré las suficientes veces: es una gozada ver a estos tres en pantalla.

Por otro lado, ya he dicho que todo gira en torno al Doctor de Hurt. Pero claro, el Doctor es sólo una persona, así que podría decirse que todo gira en torno a él mismo, haciendo más énfasis en la versión de la Guerra del Tiempo. Así pues tenemos un dilema con Gallifrey, hogar del último Señor del Tiempo, que se nos muestra en sus últimas horas y durante el conflicto con los Daleks (esos momentos de guerra casi parecen sacados de 'Star Wars'). Porque, siendo éste un especial de 'Doctor Who' no podrían faltar sus célebres enemigos con obsesión por exterminarlo todo, aunque también causan bastantes problemas, y suponen un motor importante en el devenir de los acontecimientos los llamados Zygons.

En cuanto al resto de personajes secundarios, tenemos a una Clara (Jenna Coleman) que sigue igual de bien que siempre, así como la aparición de Kate Stewart (quien ya conocimos en la séptima temporada), que es la responsable del inicio de esta aventura del Doctor. Eso sí, su ayudante "fangirl" del Señor del Tiempo se la podían haber ahorrado, o al menos darle menos minutos de protagonismo, pues resulta una secundaria muy poco interesante y sus momentos son soporíferos.Y llegamos a uno de los regresos más esperados, el de Rose Tyler... el cual tiene trampa. Y es que su inclusión no es tal y como la esperábamos (no diré nada para no entrar en spoilers), y no es completamente necesaria. Casi apostaría a que su papel es más un reclamo que otra cosa, así como un motivo de incluir a un rostro más de las etapas modernas de la serie. Pero bueno, volvemos a disfrutar una vez más de Billie Piper, que ofrece una actuación con un punto más pícaro a lo acostumbrado en su rol en 'Doctor Who', así que no me quejaré demasiado.

Volviendo una vez más a la trama, ésta se desarrolla que da gusto, con escenas geniales (remito de nuevo al trío de Doctores), paradojas temporales, y momentos de tremenda intensidad que son de vital importancia en el pasado y futuro de nuestro Señor del Tiempo favorito. Sí es cierto que en algunos momentos pierde un poco de ritmo y deja situaciones algo flojas, pero se compensa con la épica de otras. Un ejemplo de ello es ese apoteósico final, con esa especial reunión y lo que ello supone para el Doctor (ojo a ese vistazo, nunca mejor dicho, al futuro del personaje). Una parte con la emoción y la épica disparadas. Si os gusta un mínimo esta serie y os resultó indiferente ese momento, o no tenéis corazón o sois un Dalek.

También es obligado mencionar la cantidad de guiños y referencias a la historia del personaje, que se pasean por todo el especial: objetos, referencias a hechos en diálogos, las versiones de la TARDIS, e incluso un cameo final que a muchos les encantará, sobre todo a los seguidores de la antigua etapa de la serie.

En conclusión, 'El Día del Doctor' no es un especial redondo, pero se queda cerca. Eso sí, como homenaje no podría ser mejor (para enmarcar ese plano final), se nota el cariño de los responsables a una serie tan importante y que ha supuesto tanto como ésta, llegando a ser todo un icono de Reino Unido. No obstante, estamos hablando de la que, para un servidor, es una de las mejores series de todos los tiempos. Y ese cariño lo han trasladado al personaje del Doctor, al cual, casi como recompensándole por todo lo que les ha dado a la televisión británica (y a la de todo el mundo), le han otorgado una nueva misión con el cierre de esta aventura. Una nueva misión cargada de esperanza para el ¿último? de los Señores del Tiempo.

1 comentario:

Enrique Díaz dijo...

¡Muchas gracias por participar Alex!