miércoles, enero 06, 2016

Secret Wars: El Guantelete del Infinito


Dustin Weaver con ayuda de Gerry Duggan con el argumento y guión nos traen una de las pocas miniseries cósmicas dentre de Secret Wars junto a la heredera de Guardianes 3000 de Abnett (la de los Guardianes de Bendis en Sapiencial). Sin mucho que ver con el cómic del mismo título en el que Thanos reunía por segunda vez las gemas del infinito y se enfrentaba a todo el universo Marvel con ellas (aunque en este caso también tenemos a un Thanos buscando las gemas), nos encontramos a una tierra que ha sufrido un apocalipsis zombie de los bichos de la ola aniquiladora de Anihilus de la zona negativa y el cuerpo Nova es el único que le hacía frente. En esta miniserie seguiremos a la familia Bakian, quienes han perdido a su madre (se unió al cuerpo nova) y sobreviven como pueden buscando comida y escondiéndose de los bichos de la ola aniquiladora como pueden. Las cosas parecen mejorar con la reaparición de la madre a la que todos daban por muerta y como todos empiezan a encontrar varias gemas del infinito. Poco a poco empezarán a encontrarse con ¿aliados? que se sumarán al grupo, como Thanos, Starlord o Gamora y Groot. ¿Pero son realmente aliados?

Weaver y Duggan beben de sagas como las propias de Starlin con Thanos o de la de Giffen con la Aniquilación. Vemos aquí a un Thanos más cercano a sus encarnaciones previas por parte de Starlin. Lo que quizás haga interesante y atractivo a este cómic sea el tono a lo "Muertos Vivientes" que tiene además de estar protagonizado por una familia que se va encontrando a buena parte de los seres cósmicos de Marvel como Thanos, Adam Warlock, Drax, Groot, Starlord o Gamora. Además de un guión interesante contamos con un gran dibujo de Weaver que retrata a la perfección ese mundo apocalíptico. Puede que sea uno de los cómics con menos importancia para la saga de Secret Wars en general pero eso también lo hace uno de los más disfrutables individualmente.

Valoración: 7.5-8/10